¿Y si no vas a dejarme para que yo vine aquí?
¿Al amor?
¿Al mundo?
¿A existir?
(Reblogueado desde poesias-irrespetuosas)
(Reblogueado desde poesias-irrespetuosas)
Para que apareces así,
ante el mundo,
¿Si no es para dejar que te ame?

Pfff,
¿y que?
¿ahora que?

Ya no encuentro que palabra poner luego de la otra,
ya no me esperanzo con amores lejanos,
ni la mirada de esa mujer, que ni es mujer,
sino una niña,
y un cobarde olvido para mi.

Yo sé que sí,
que ella sabe que yo sé,
que no cruzamos miradas porque si.
Yo sé que no,
que no hay razones para que pase algo mas,
pero que voy a hacer,
¿Que va a hacer este hombre,
que ni es hombre,
y que no encuentra que palabra poner después de la otra,
si se ha enamorado de ti?

¿Y que?
¿ahora que?
Pff.

Sí se que esto no es amor, sino ilusiones de todos los días,
y que yo no tengo olvidos,
sino instantes que tienen caprichos,
y aveces les gusta pasar por los lugares mas de lo que deberían.

Y que,
si añoro que tu creas,
que yo no sé:
Que en nuestras miradas
no encontrare ninguna flor
sino solo ojos,
ojos.
que se marchitan.

Donde esta el vivir?
En que mirada se fue?
En que abrazo se estranguló?
En que distancia agoniza?
El vivir, tan viejo,
Marchito, donde esta?
(Reblogueado desde barro-tal-vez)
Yo todo lo que tengo, que es nada, se lo di
Joaquín Sabina (via hojeandolibros)
(Reblogueado desde littrature)
It’s no wonder that truth is stranger than fiction. Fiction has to make sense.
Mark Twain (via summerchild-madeofstone)

(Fuente: maxkirin)

(Reblogueado desde littrature)
(Reblogueado desde iflydreaming)
Mi tristeza
Sin nombres
De sangre
De cielo
De aire
Se alza contra mi,
Mi tristeza
Que ya no es mia
De nadie
Tristeza nomas
Sola
Tristeza
Sin cara, sin voz,
Solo a mi, solo yo
A quien atacar
Y ataca, ataca, ataca…
(Reblogueado desde barro-tal-vez)
Ernest Hemingway once wrote, “The world is a fine place and worth fighting for.” I agree with the second part.
Se7en (1995)
¿Cuántas veces he sido un dictador? ¿Cuántas veces un inquisidor; un censor, un carcelero? ¿Cuántas veces he prohibido, a quienes más quería, la libertad y la palabra? ¿De cuántas personas me he sentido dueño? ¿A cuántas he condenado porque cometieron el delito de no ser yo? ¿No es la propiedad privada de las personas más repugnante que la propiedad de las cosas? ¿A cuánta gente usé, yo que me creía tan al margen de la sociedad de consumo? ¿No he deseado o celebrado, secretamente, la derrota de otros, yo que en voz alta me cagaba en el valor del éxito? ¿Quién no reproduce, dentro de sí, al mundo que lo genera? ¿Quién está a salvo de confundir a su hermano con un rival y a la mujer que ama con la propia sombra?
Eduardo Galeano, Días y noches de amor y de guerra (via littrature)
(Reblogueado desde littrature)